Dia-mundial-de-la-vision-CONDE-Santa-Fe-Abc-Conde-de-Valenciana-Oftalmologia-by-manu-mx-CDMX-Optometria-Glaucoma-Retina-Cirugia-de-Catarata.png

28 de septiembre de 2020 Temas de Interes0

Cada segundo jueves de octubre se conmemora este día y se ha convertido en un momento oportuno de concientización para exponer la magnitud del problema actual y de los años siguientes respecto a la salud visual.

En México, se estima que hay 2 millones 237 mil personas con deficiencia visual, y 415 mil 800 con ceguera según la Sociedad Mexicana de Oftalmología”.1 Es por ello que, en el marco del Día Mundial de la Visión, resulta conveniente impulsar nuestro objetivo por disminuir estos números en México y en el mundo, a partir de la concientización social y la ayuda de las instituciones y la población en general.

El escenario global calcula que 180 millones de personas sufren una discapacidad visual. De ellas, entre 40 y 45 millones son ciegas. Aun cuando hasta el 80% de los casos de ceguera son evitables, debido a que son resultado de afecciones prevenibles (20%) o porque pueden tratarse (60%) hasta el punto de recuperar la visión. 2

Para lograr esta disminución, en nuestro país la comunidad médica se ha ocupado de informar a la población y de invitarla a visitar al oftalmólogo, al menos una vez al año, mediante campañas informativas con la intención de lograr una identificación oportuna de los síntomas que manifiestan las enfermedades visuales y evitar así, una ceguera parcial o total.

Algunas de las señales más comunes que se presentan cuando existe un posible problema en los ojos son: visión borrosa con los objetos lejanos, debilidad visual, es decir cuando tu distancia focal es limitada, mareo al forzar la vista, entre otros. Cabe mencionar que la mayoría de estos signos afecta la vista en la que intervienen ambos ojos.

Las enfermedades visuales como cualquier otro padecimiento tienen una causa y un deterioro. Según datos de la Organización Mundial de la Salud, las principales afecciones que ocasionan la ceguera en orden de frecuencia son la catarata (39%), los errores de refracción no corregidos (18%), el glaucoma (10%), la degeneración macular relacionada con la edad (7%) y la retinopatía diabética (4%).3

Atender este tipo de padecimientos también resulta de suma importancia debido al costo social, familiar y económico que significan para el paciente y su círculo cercano, ya que la pérdida de la independencia y productividad se ven impactados. De ahí que sea esencial generar conocimiento sobre éstas y su prevención.

En 2014 México fue sede del Día Mundial de la Visión, esto hizo posible que varias asociaciones y/o instituciones privadas sin fines de lucro se unieran con el objetivo en común de que cada vez más personas puedan ver con claridad, porque si bien es verdad persisten numerosas barreras sociales y culturales para cumplir dicho propósito, actualmente también hay diversas oportunidades para enfrentarlo, ya que debemos tener en mente que gozar de una salud visual es un derecho de todos.

 

[1] Jessica Xantomila, la jornada (2019) En México hay 2 millones 237 mil personas con deficiencia visual https://www.jornada.com.mx/ultimas/sociedad/2019/10/10/en-mexico-hay-2-millones-237-mil-personas-con-deficiencia-visual-1593.html
[2] Día Mundial de la Visión. Sitio wweb: https://www.who.int/mediacentre/news/releases/pr79/es/
[3] Norma Rojas H., Marvin Barahona,Doris Alvarado, Jackeline Alger.. (2014). Catarata, una causa prevenible de ceguera, y las líneas prioritarias de investigación en oftalmología en Ho. 8 de enero de 2020, de REV MED HONDUR Sitio web: http://www.bvs.hn/RMH/pdf/2014/pdf/Vol82-4-2014-7.pdf​


Genetica-Conde-de-Valenciana-ABC-Santa-Fe-banne-3-1200x800.jpg

15 de julio de 2019 Temas de Interes0

El glaucoma es una enfermedad del ojo que le roba la visión de manera gradual. Por lo general no presenta síntomas y puede resultar en la pérdida de la visión de manera repentina. Sin el tratamiento apropiado, el glaucoma puede llevar a la ceguera. La buena noticia es que con exámenes oftalmológicos periódicos, la detección temprana y el tratamiento puede preservarse la vista.

Tipos de glaucoma

Las dos categorías principales de glaucoma son glaucoma de ángulo abierto (OAG por open-angle glaucoma) y glaucoma de ángulo cerrado. El “ángulo” en ambos casos hace referencia al ángulo de drenaje interno del ojo que controla la salida del fluido continuamente producido dentro del ojo. Si el fluido logra acceder al ángulo de drenaje, estamos frente a un glaucoma de tipo ángulo abierto. Si el ángulo de drenaje se encuentra bloqueado y el fluido no lo alcanza, se trata de un glaucoma de ángulo cerrado. Las variaciones del OAG incluyen: glaucoma de ángulo abierto primario (POAG), glaucoma de tensión normal (NTG), glaucoma pigmentario, glaucoma de pseudoexfoliación, glaucoma secundario y glaucoma congénito. En cuanto a las variaciones del glaucoma de ángulo cerrado estas incluyen glaucoma de ángulo cerrado agudo, glaucoma de ángulo cerrado crónico y glaucoma neovascular.

  • Glaucoma de ángulo abierto primario (POAG). Este frecuente tipo de glaucoma reduce de forma gradual la visión periférica sin síntomas acompañantes. Para cuando se aprecian los síntomas, ya habrá ocurrido daño permanente. Si su PIO se mantiene en valores altos, la destrucción causada por la POAG puede progresar hasta desarrollar la llamada “visión de túnel”, lo que significa que solamente podrá ver objetos que se encuentren directamente delante de usted. Es posible la pérdida total de visión, causando una ceguera.
  • Glaucoma de ángulo cerrado. También conocido como glaucoma de ángulo estrecho, produce síntomas repentinos como dolor en el ojo, cefaleas, halos rodeando las luces, dilatación de las pupilas, pérdida de visión, ojos rojos, náuseas y vómitos. Dichos síntomas constituyen una emergencia médica. El ataque de glaucoma de ángulo cerrado puede durar algunas horas, y luego volver a suceder; o puede ser continuo y no dar descanso. Cada ataque puede provocar de forma progresiva mayor pérdida de visión.
  • Glaucoma de tensión normal. Como el POAG, el glaucoma de tensión normal (también llamado de baja presión) es un tipo de glaucoma de ángulo abierto que puede provocar pérdida de visión de campo por daño en el nervio óptico. Sin embargo, en este tipo de glaucoma, la presión intraocular se mantiene en los rangos normales. El dolor es un síntoma muy poco frecuente en este caso, donde el daño permanente al nervio óptico puede no ser notado hasta la aparición de síntomas como la visión de túnel. Las causas del glaucoma de tensión normal se desconocen. Varios médicos coinciden que se relaciona a una mala irrigación sanguínea del nervio óptico. Este tipo de glaucoma tiene mayor frecuencia en japoneses, mujeres y/o personas con enfermedades vasculares.
  • Glaucoma pigmentario. Esta forma poco usual de glaucoma es provocada por la obstrucción del ángulo de drenaje del ojo, a causa de la liberación de los gránulos de pigmento del epitelio pigmentario del iris, reduciendo la cantidad de fluido que consigue salir del ojo. Al tiempo, se da una respuesta inflamatoria contra el bloqueo del ángulo, lo que perjudica el sistema de drenaje. Es poco probable que sienta síntomas ante este tipo de glaucoma, sin embargo, no sería extraña la presencia de dolor y visión borrosa posterior al ejercicio. El glaucoma pigmentario ocurre con mayor frecuencia en hombres caucásicos entre los 30 y 40 años de edad.
  • Glaucoma secundario. Los síntomas de glaucoma crónico posteriores a alguna lesión en el ojo podrían indicar el desarrollo de un glaucoma secundario. También se puede desarrollar ante una infección en el ojo, inflamación, tumor, o un aumento del tamaño del cristalino del ojo por una catarata.
  • Glaucoma congénito. Esta forma hereditaria de glaucoma se presenta desde el nacimiento; en el 80% de los casos, diagnosticada en el primer año de edad. Estos niños nacen con ángulos cerrados u otro defecto en el sistema de drenaje del ojo. La mayor dificultad para el diagnóstico de glaucoma congénito, es que los niños son demasiado pequeños para lograr comprender qué es lo que les está ocurriendo. Si usted nota los ojos de su hijo blancuzcos, brumosos, agrandados o saltones consulte a su profesional de la salud. Este tipo de glaucoma es más frecuente en niños que en niñas.
Causas de Glaucoma
El ojo produce humor acuoso constantemente. A medida que fluye nuevo humor acuoso en el ojo, debe drenarse la misma cantidad. El fluido se drena a través de un área llamada ángulo de drenaje. Este proceso mantiene la presión en el ojo (llamada presión intraocular o IOP por sus siglas en inglés) estable. Sin embargo, si el ángulo de drenaje no está funcionando correctamente, el fluido se acumula. La presión interior del ojo aumenta y esto daña el nervio óptico.
En un ojo sano, el fluido que sale hacia afuera a través del ángulo de drenaje mantiene una presión estable.
Si el ángulo de drenaje es bloqueado, el fluido no puede salir del ojo, causando un incremento en la presión.

El nervio óptico está compuesto por más de un millón de fibras nerviosas pequeñas. Es similar a un cable eléctrico compuesto por muchos alambres pequeños. Cuando estas fibras nerviosas mueren, se desarrollan puntos ciegos en la visión. Puede que no note estos puntos ciegos hasta que hayan muerto la mayoría de las fibras del nervio óptico. Si todas las fibras mueren, se quedará ciego.


ESTAMOS UBICADOS EN

Prolongación Vasco de Quiroga 4001.
Torre A. 4to. Piso. Colonia Santa Fe,
Cuajimalpa de Morelos, C.P. 05370.
Ciudad de México.

CITAS AL 9152 2020

HORARIOS DE SERVICIO

Lunes a Sábado 7AM - 15PM

2020. Conde de Valenciana Santa Fe ABC. Ciudad de México.

Ir al contenido