Cirugia-Ocular-Glaucoma-Conde-ABC.jpg

9 de julio de 2021 Temas de Interes0

Síntomas, riesgos, tratamientos y cirugías

El glaucoma es la primera causa de ceguera irreversible en el mundo.  Es un padecimiento ocular silencioso que en la mayoría de los casos no causa síntomas hasta etapas muy avanzadas de la enfermedad.[1]

El glaucoma es una afección que adelgaza progresivamente el nervio óptico, alterando su anatomía y su función. La causa más frecuente de glaucoma es la elevación de la presión intraocular, sin embargo, también puede existir en pacientes con presiones intraoculares “normales”.[2]

Tipos de glaucoma

Existen varios tipos de glaucoma, sin embargo, el tratamiento principal de todos es la disminución de la Presión Intraocular.

¿Tengo riesgo de tener glaucoma?

Existen algunos factores de riesgo que nos hacen más propensos a padecer glaucoma:

  • Mayores de 60 años
  • Ser familiar de un paciente con glaucoma (eleva el riesgo 10 veces)
  • Tener ascendencia hispana o africana
  • Tener Diabetes e hipertensión ocular
  • Uso crónico de esteroides oculares
  • Hipertensión ocular
  • Historia de migrañas
  • Tener córneas delgadas
  • Miopía
  • Hipermetropia
  • Antecedente de golpe ocular [3]

¿Cómo tratar el glaucoma?

El glaucoma es la causa principal de ceguera irreversible en personas mayores de 60 años. La ceguera por glaucoma puede prevenirse si la enfermedad se identifica y trata en forma precoz.[4]

Para poder detectar el glaucoma a temprana edad es necesario acudir a una consulta oftalmológica anual, donde se pueden detectar factores de riesgo, así como hipertensión ocular e indicios tempranos de daño en el nervio óptico, lo cual puede tratarse por medio de medicamentos, láser, y cirugía.

Tratamientos farmacológicos para Glaucoma

El tratamiento farmacológico para glaucoma consiste principalmente en gotas oftálmicas que ayudan a disminuir la presión intraocular por diferentes mecanismos. Actualmente existen distintas gotas muy seguras y eficaces que permiten frenar el daño por glaucoma y mantener la visión. Algunas gotas para los ojos pueden causar efectos adversos, pero en estos casos existen otras opciones como láser o cirugía de mínima invasión que pueden ayudar a disminuir la presión intraocular sin depender de gotas.

Láser para glaucoma

Una forma segura y poco invasiva de disminuir la presión intraocular es la aplicación de diferentes tipos de láser.

El láser puede ser la primera forma de tratamiento, y puede ayudar a evitar el uso de gotas. También, puede agregarse a un tratamiento médico previo o incluso puede aplicarse en pacientes con antecedente de cirugías para glaucoma.

Estos procedimientos usualmente se realizan en el consultorio del oftalmólogo o en centros quirúrgicos ambulatorios.

Consulta con tu médico si eres candidato para algún tipo de láser.

Cirugías por Glaucoma

Existen varios tipos de cirugías para tratar el glaucoma, tu oftalmólogo deberá decidir cuál es la más indicada para ti.

Actualmente existen múltiples procedimientos de mínima invasión para glaucoma, llamados MIGS por sus siglas en inglés. Estos procedimientos pueden realizarse solos o en conjunto con cirugía de catarata y han demostrado ser muy eficaces y seguros para el control de la presión intraocular, además de que ayudan a disminuir o eliminar la dependencia de gotas.

Existen otros tipos de procedimientos más invasivos, que por lo general se reservan para pacientes con glaucoma más avanzado o que requieren una disminución de la presión muy significativa para preservar la visión. Se pueden dividir en dos grandes grupos: trabeculectomía y dispositivos de drenaje.

Atender el glaucoma de manera exitosa es un proceso largo, ya que no solo se trata de seguir el tratamiento o realizar la cirugía adecuada, también es necesario darle seguimiento y acudir de forma frecuente a las revisiones oftalmológicas que tu médico considere que requieres según las características de tu enfermedad.

Recuerda que la principal forma de prevenir cualquier enfermedad ocular es la revisión oftalmológica. ¡Agenda una cita!

[1]Boletín UNAM-DGCS-221 Consultado el 11/06/21 desde   https://www.dgcs.unam.mx/boletin/bdboletin/2020_221.html

[2]¿Qué es el glaucoma? Consultado el 11/06/21 desde  https://www.aao.org/salud-ocular/enfermedades/que-es-la-glaucoma

[3] ¿Quién está en riesgo de desarrollar glaucoma? Consultado el 11/06/2021 desde https://www.aao.org/salud-ocular/enfermedades/glaucoma-riesgo

[4] ¿Qué es el glaucoma? Consultado el 11/06/21 desde  https://www.aao.org/salud-ocular/enfermedades/que-es-la-glaucoma


Funcionamiento-del-Ojo-2-Conde-ABC-Instituto-de-Oftalmologia.jpg

14 de junio de 2021 Temas de Interes0

Miopía e hipermetropía

¿Cómo funciona el ojo humano y por qué se dan estos padecimientos?

Los errores de refracción son trastornos oculares muy comunes, en los que el ojo no puede enfocar claramente las imágenes. El resultado es la visión borrosa, que en ocasiones es tan grave que causa discapacidad visual.[1] La miopía e hipermetropía son dos de estos defectos refractivos. Es decir, ambos surgen por la mala refracción de la luz en la retina de los ojos. La miopía se produce cuando el ojo no refracta debidamente la luz y ésta no enfoca las imágenes lejanas logrando una visión borrosa,[2]  mientras que, con la hipermetropía, los objetos distantes usualmente se ven claramente, sin embargo, los cercanos se ven borrosos.[3]

MIOPÍA

Para entender qué sucede con cada uno de estos errores refractivos, es necesario comprender cómo funciona el ojo humano y la importancia de la retina.

Los rayos de luz entran al ojo a través de la córnea, la pupila y los lentes, estos rayos pasan por el vítreo que es una sustancia gelatinosa y transparente que llena el medio del ojo. Los rayos se enfocan en la retina, un tejido sensible a la luz que reviste el fondo del ojo.[1]

La mácula es una pequeña zona en el centro de la retina que nos permite ver detalles, la zona de la retina que rodea la mácula nos da la visión periférica o lateral. La retina a su vez convierte los rayos de luz en señales que son enviadas por el nervio óptico al cerebro. De esta manera, logramos crear las imágenes claras en nuestra mente a través de los ojos.[2]

Diferencias entre la miopía y la hipermetropía

Explicando lo anterior, podemos entender mejor lo siguiente: cuando la curvatura del ojo hace que la imagen se refracte delante de la retina, se produce miopía, y el paciente verá mal de lejos. Mientras que, cuando la refracción de la imagen se produce detrás de la retina, el paciente sufrirá hipermetropía, y verá mal de cerca.[1]

Tratamientos para la miopía

Anteojos y lentes de contacto: los anteojos o los lentes de contacto son los métodos más frecuentes para corregir los síntomas de la miopía. Funcionan al reenfocar los rayos de luz sobre la retina, compensando así el defecto producido por la forma de su ojo.[1]

Cirugía refractiva: existen varios tipos de este tipo de cirugías, en muchos casos, suele preferirse el “LASIK”. Estos procedimientos quirúrgicos mejoran la visión al reformar la córnea, dicho procedimiento hace que la luz se enfoque debidamente sobre la retina.[2]

Ortoqueratología: consiste en usar una serie de lentes de contacto duros para aplanar gradualmente la córnea y reducir así la miopía. Requiere dormir todas las noches con lentes de contacto duros. Esto se ha asociado con un elevado riesgo de graves infecciones oculares que ponen en riesgo la visión. La mejoría es transitoria, ya que cuando se dejan de utilizar los lentes de contacto duros, la córnea recupera su forma original y regresa la miopía.[3]

Bajas dosis de atropina (la atropina antagoniza de forma competitiva a la acetilcolina a nivel de los receptores muscarínicos, que se encuentran en las estructuras inervadas por fibras posganglionares parasimpáticas, en la fibra muscular lisa, glándulas exocrinas y en algunas sinapsis del SNC, por lo que reduce los espasmos de la musculatura lisa y la secreción de diversos tipos glandulares).[4] La atropina a dosis bajas (al 0,01%) ha surgido como abordaje efectivo para retardar la progresión de la miopía en niños y adolescentes. Se utiliza diariamente y los estudios recientes parecen prometedores. Además, sugiere ser más segura debido a que evita las complicaciones de la ortoqueratología. La dosis baja de atropina ha sido adoptada por muchos oftalmólogos pediatras en los últimos años.[5]

Tratamientos para la hipermetropía

La hipermetropía, comparte sus dos únicos tratamientos con la miopía, sin embargo, las especificaciones de cada una son variantes para que puedan adaptarse. El uso de anteojos y lentes de contacto es el método más frecuente para corregir este error refractivo.  El segundo tratamiento es la cirugía refractiva, específicamente la cirugía lasik, este procedimiento hace que la luz se enfoque debidamente sobre la retina[1].

A pesar de todo lo anterior, la corrección más adecuada para enmendar la hipermetropía para ti depende de sus ojos y tu estilo de vida. Acércate con tu oftalmólogo y háblale sobre tu estilo de vida, para que juntos puedan decidir qué tipo de corrección puede ser más eficaz.

No dejes que los errores refractivos avancen, atiéndete y cuida la salud de tu visión. Acude con un oftalmólogo para que él pueda diagnosticarte y recomendarte el tratamiento ideal para ti. Recuerda que tus ojos te permiten disfrutar de todo lo que te rodeas ¡cuida de ellos con responsabilidad!

[1] Visión de cerca: diagnóstico y tratamiento de la miopía, consultado el 21/05/21 desde, https://www.aao.org/salud-ocular/enfermedades/miopia-tratamiento

[4] Formulario Nacional de medicamentos, consultado el 25/05/2021, desde http://fnmedicamentos.sld.cu/index.php?P=FullRecord&ID=115#:~:text=la%20atropina%20es%20un%20antiespasm%C3%B3dico,amina%20terciaria%20y%20derivado%20trop%C3%A1nico.

[5] Visión de cerca: diagnóstico y tratamiento de la miopía, consultado el 21/05/21 desde, https://www.aao.org/salud-ocular/enfermedades/miopia-tratamiento

[1] Visión de cerca ¿Qué es miopía? Consultado el 25/05/2021, desde aao.org/salud-ocular/enfermedades/miopía y Causa de la hipertopía, consultado desde, https://www.aao.org/salud-ocular/enfermedades/hipermetropia-causa

[1] Retina, consultado el 21/05/21 desde: https://www.aao.org/salud-ocular/anatomia/retina-102

[2] Retina, consultado el 21/05/21 desde: https://www.aao.org/salud-ocular/anatomia/retina-102

[1] ¿Qué son los errores de refracción? Consultado el 24/05/2021, desde https://www.who.int/features/qa/45/es/#:~:text=R%3A%20Los%20errores%20de%20refracci%C3%B3n,grave%20que%20causa%20discapacidad%20visual

[2] Visión de cerca: ¿Qué es la miopía?, consulta el 21/05/21 https://www.aao.org/salud-ocular/enfermedades/miopia

[3] ¿Qué es la hipermetropía? Consultado el 21/05/2021 desde https://www.aao.org/salud-ocular/enfermedades/hipermetropia


Cuidado-Visual-Conde-ABC-Conde-ABC-Instituto-de-Oftalmologia.jpg

14 de junio de 2021 Temas de Interes0

Aprende a cuidar de tus ojos.

Dicen que los ojos son la ventana del alma, pero también son la ventana que nos muestra el mundo, ¿te imaginas tener esta ventana cerrada? De acuerdo con las cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en México hay 2 millones 237 mil personas con una deficiencia visual.[1] Se encuentra en nuestras manos evitar que estos números sigan aumentando, e impulsar una mejor cultura visual en nuestro país.

Diariamente, exponemos a nuestros ojos a distintos factores nocivos como la contaminación, bacterias, virus, dispositivos electrónicos, cansancio, estrés, entre otros, que pueden convertirse en riesgo para mantener una buena visión. Por todos estos elementos es importante conocer los cuidados básicos para tener una buena salud visual. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), hasta el 80% de los casos de ceguera podrían evitarse o curarse con un diagnóstico y tratamiento oportuno[2] .

En este blog te compartiremos algunas recomendaciones para el cuidado de tus ojos, son acciones simples que se pueden seguir sin afectar nuestro estilo de vida y que nos darán una mejor visión.

Dieta y nutrición

Tener una buena alimentación también es importante para nuestra salud visual, existen alimentos que nos ayudan a reducir el riesgo de padecimientos visuales. Los alimentos ricos en vitaminas C y E, zinc, luteína, zeaxantina y ácidos grasos omega-3, están relacionados con un menor riesgo de deterioro visual. Aquí te contamos dónde puedes encontrar este tipo de sustancias:

Deportes y recreación

Casi 30 mil lesiones oculares relacionadas con el deporte son tratadas cada año en las salas de emergencias. La buena noticia es que el 90% de estas lesiones podrían prevenirse, usando gafas protectoras adecuadas.[1] Por ello, la importancia de utilizar el tipo de seguridad ocular adecuado para cada actividad. Los anteojos regulares no ofrecen un buen cuidado para tus ojos, al contrario, pueden romperse y estos mismo provocar una lesión. Es primordial tener precaución con los deportes o juegos que involucren proyectiles.

Si tienes algún tipo de lesión ocular, acude a la sala de emergencias de inmediato, incluso si la lesión parece menor. Retrasar la atención médica puede provocar pérdida de la visión o ceguera.[2]

 

Cuidado con el sol

Lamentablemente muchas personas desconocen el daño que pueden hacer los rayos solares a nuestros ojos, ya sean naturales o artificiales son capaces de deteriorar la superficie ocular, la córnea y el cristalino. El uso de lentes oscuros ayuda a protegernos de ellos, reduciendo así los de enfermedades oculares y tumores que potencialmente puedan causar ceguera.

Los siguientes hábitos te ayudarán a tener un mejor cuidado diario de tus ojos al exponerte al sol:

Revisión oftalmológica 

Acudir a revisiones oftalmológicas de manera periódica es primordial para conservar una buena salud visual. Los oftalmólogos recomiendan una revisión ocular, por lo menos, una vez al año para detectar enfermedades de manera temprana y te puedan dar el tratamiento adecuado.

En entrevista con la Dra. Mónica Amato, especialista en segmento anterior, y colaboradora en el Conde ABC, mencionó: “hay dos periodos en donde hay que tener mayor enfoque en estas revisiones; que son los primeros 6 años de vida y después de los 40 años”. También destacó: “una revisión anual es lo ideal, si nos esperamos a tener síntomas podría haber daño irreversible”. Escucha lo que nos comentó:

Dar continuidad a las revisiones oftalmológicas puede rescatarte de una ceguera permanente. Es esencial que las personas que estén alrededor de los 40 años, se hagan una revisión completa sobre el estado de salud de sus ojos, para lograr detectar enfermedades a pesar de no tener ningún tipo de síntomas, ya que los signos iniciales de la enfermedad y los cambios en la visión pueden empezar aproximadamente a esta edad.

Nuestros ojos son esenciales para nuestras actividades diarias. Cuidar de nuestra salud visual nos exige atención y disciplina, y si incorporamos estas acciones a nuestra vida diaria mantendremos una mejor calidad de nuestra vista.

Recuerda que detectar una enfermedad temprana puede evitar la ceguera permanente, una consulta oftalmológica anual puede hacer la diferencia.

[1] https://www.gob.mx/salud/es/articulos/dia-mundial-de-la-vision-2020?idiom=es

[2] Ciencia y salud (2019) 4 problemas de salud visual causan la mitad de casos de ceguera https://www.eluniversal.com.mx/ciencia-y-salud/salud/cuatro-problemas-de-salud-visual-causan-la-mitad-de-casos-de-ceguera

[3] https://www.aao.org/salud-ocular/consejos/deportes-recreacion

[4] https://www.aao.org/salud-ocular/consejos/deportes-recreacion

 

 


Revision-Pediatrica-Conde-ABC-Instituto-de-Oftalmologia-banner-2021.jpg

6 de mayo de 2021 Temas de Interes0

 La espera terminó y tu bebé ¡ya está aquí! Realizar una revisión a profundidad desde el momento en el que nace, es fundamental para nuestros pequeños. Dichas valoraciones deben de ser desde fisiológicas hasta oftalmológicas.

Se ha comprobado que la visión de un recién nacido es borrosa y que el sistema oftalmológico se desarrolla con el tiempo, terminando de formarse en la adolescencia[i]. Por tal razón, es de suma importancia proteger la visión de los pequeños con exámenes oftalmológicos frecuentes.

En esta ocasión, decidimos entrevistar a una especialista en la salud visual de las niñas y los niños: la Dra. Mónica Amato, médico oftalmólogo pediatra y especialista en segmento anterior. Conversamos sobre la importancia de revisar los ojos de tus hijos y la periodicidad con la que debes acudir al oftalmólogo, a fin de detectar de manera oportuna cualquier padecimiento.

Aquí te dejamos la entrevista:

¿Qué importancia tiene realizar estos estudios?

Los exámenes de la vista en la infancia son importantes para asegurar que los ojos de las niñas y los niños estén sanos y no tengan problemas de visión que puedan interferir con su rendimiento escolar, afectar su seguridad, así como su calidad de vida.

Entrevista con: Dra. Mónica Amato

La Dra. Mónica Amato, médico oftalmólogo pediatra y especialista en segmento anterior, nos platica que la revisión al nacimiento es fundamental, y recomienda que sea dentro de las cuatro primeras semanas de vida. Comenta también que, la mayoría de las enfermedades que se detectan en los recién nacidos son raras y pocas, sin embargo, son bastantes graves, además de que la detección temprana de éstas brinda un resultado visual positivo.

De acuerdo con la Dra. Amato, se calcula que alrededor del 50% de las enfermedades en niños pueden ser detectadas en las primeras cuatro semanas de vida. Siendo este el orden en el que deben de hacerse las revisiones oftalmológicas.

  • En bebés recién nacidos: tamiz visual neonatal, idealmente dentro de las primeras 4 semanas de vida.
  • Entre los 8 y 18 meses: verificar que la graduación se encuentre dentro de parámetros normales para la edad, alineación ocular, y revisión de la integridad de todas las estructuras oculares.
  • Alrededor de los 3 y 5 años: es la etapa ideal para crear una cultura de la visión correcta para los pequeños.
  • 5 años o más: vigilancias periódicas de agudeza visual, graduación e integridad estructural

¿Por qué realizar estudios en estas edades de los niños?

Así como los niños van creciendo y cambiando muy rápido en los primeros años de vida, su salud visual también, de ahí la importancia de realizar continuamente evaluaciones de salud visual. Cabe recalcar que en cada etapa se buscan diferentes enfermedades de alto riesgo que, con una detección temprana, se pueden tratar, controlar y revertir.

Adicional, te compartimos algunas recomendaciones de la Dra. Mónica Amato para el cuidado de los ojos de tus pequeños desde el nacimiento y en la etapa escolar a fin de impulsar su desempeño y favorecer su bienestar.

 

[i] Exámenes oftalmológicos de detección para niños. https://www.aao.org/salud-ocular/consejos/tamizaje-oftalmologico-para-ninos


Uveitis-Conde-ABC-conde-de-valenciana-sede-santa-fe-instituto-de-oftalmologia.jpg

21 de abril de 2021 Temas de Interes0

Aunque el término uveítis es ampliamente utilizado, su análisis etimológico lo limita a los procesos inflamatorios del tejido uveal, esto se produce cuando la capa intermedia del globo ocular se inflama. Debido a que, en esta capa, llamada úvea, hay muchos vasos sanguíneos que nutren al ojo, de no detectarse a tiempo, la uveítis puede provocar la pérdida permanente de la visión. En México, aunque no hay cifras exactas, se estima que cinco por ciento de los mexicanos podrían estar viviendo con esta condición actualmente, presentándose en su mayor parte en mujeres entre los 36 y los 45 años, aunque en algunos casos se puede diagnosticar en la infancia o la adolescencia.

Detecta sus síntomas

Los síntomas de la uveítis pueden aparecer de forma repentina o empeorar con rapidez, sin embargo, en ciertas personas, se presentan de manera gradual. Pueden afectar un ojo o ambos, en ocasiones los síntomas no son detectables y es necesario realizar un examen ocular de rutina para descubrirla. Por ello, se recomienda acudir periódicamente a una consulta con el oftalmólogo, al menos una vez al año.

Los síntomas más notables para saber si es probable que tienes uveítis son:

  • Enrojecimiento de los ojos
  • Dolor ocular
  • Sensibilidad a la luz
  • Visión borrosa
  • Puntos oscuros que flotan en el campo de visión (moscas volantes)
  • Visión reducida

¿Cómo y por qué aparece la uveítis?

Las uveítis no infecciosas son un grupo de enfermedades frecuentes en la práctica oftalmológica que amenazan la agudeza visual y, suelen ser asociadas a enfermedades autoinmunes sistémicas. La uveítis, puede tener varias causas y pesar de que los médicos no siempre saben cuál es el origen de este padecimiento, es importante permanecer alerta si tienes o alguna vez has presentado uno de los siguientes padecimientos, ya que eres más propenso(a) a desarrollar uveítis:

  • Infecciones: el virus del herpes zóster, el virus de herpes simple, la sífilis, la enfermedad de Lyme, y parásitos como la toxoplasmosis.
  • Enfermedad inflamatoria sistémica: Síndrome de Intestino Irritable (IBS, por sus siglas en inglés), artritis reumatoide o el lupus
  • Una lesión ocular

Padecer uveítis puede provocarte varias repercusiones ya que daña el tejido vital ocular, causando una importante visión baja y ceguera e incluyen múltiples patologías que pueden afectar tanto el ojo como a otros órganos y sistemas. Por esta razón, la uveítis imposibilita a las personas para que puedan realizar sus actividades cotidianas y laborales, por lo que dejan de trabajar y comienzan a depender de otros para movilizarse, lo que incrementa los costos causando un impacto en la vida de la familia y en el entorno en general.

Tipos de uveítis

Existen tres tipos que se distinguen según el área de la úvea que esté comprometida:
Uveítis anterior: es la hinchazón de la úvea cerca de la parte delantera del ojo y comienza repentinamente, los síntomas pueden durar varias semanas. Ciertas variantes de uveítis anterior son constantes, mientras que otras desaparecen y regresan.
Uveítis intermedia: la hinchazón se da en la parte central del ojo. Los síntomas pueden durar de algunas semanas hasta muchos años. Además, puede ser cíclica, algunas veces mejora y otras empeora.
Uveítis posterior: se produce una hinchazón en la parte trasera del ojo. Los síntomas se pueden manifestar de forma gradual y pueden durar muchos años.

¿Cómo se trata?

El manejo de las enfermedades inflamatorias oculares requiere de un tratamiento escalonado, dependiendo del diagnóstico y severidad de la inflamación y tomando en cuenta los efectos adversos de los medicamentos. Hasta el momento, la base del abordaje de las uveítis no infecciosas son los medicamentos esteroideos, los cuales, se pueden combinar con otros inmunomoduladores y agentes biológicos. En pacientes con diabetes e hipertensión arterial, no está contraindicado el uso de esteroides sistémicos como tratamiento de mantenimiento a largo plazo, siempre y cuando manejen las dosis de manera adecuada y bajo vigilancia siempre por medicina interna.
Los principales objetivos del tratamiento son la preservación de la visión, así como la disminución del número y severidad de las recurrencias y la limitación del desarrollo de complicaciones.

Asistir periódicamente a una consulta oftalmológica es fundamental, ya que detectar tempranamente la uveítis o cualquier otro padecimiento ocular puede prevenir la ceguera permanente.

En el Instituto Conde de Valenciana ABC, trabajamos con la más alta tecnología para el diagnóstico y tratamiento de afecciones oculares. Uno de nuestros departamentos especializados es para la uveítis, en donde podremos diagnosticar y tratar este padecimiento de manera profesional, a fin de prevenir la pérdida de visión y controlar el dolor ocular.

Recuerda que lo más importante es la prevención, acude a revisiones periódicas. Las y los niños desde el nacimiento y hasta los seis años, deben ser evaluados anualmente, así como los adultos a partir de los 40 años. Las personas en edades intermedias a estas etapas deben acudir a una revisión ocular cada dos años. Escríbenos y agenda tu cita.

 

  1. Gaceta de la Comisión Permanente, consultado el 12 de marzo, desde https://www.senado.gob.mx/64/gaceta_comision_permanente/documento/96871
  2. ¿Qué la uveítis? Academia Americana de oftalmología, consultado el 12 de marzo de 2021, desde https://www.aao.org/salud-ocular/enfermedades/que-es-la-uveitis
  3. Guías mexicanas para el manejo de uveítis no infecciosa en adultos, Centro Mexicano de Enfermedades Inflamatoria ocular A.C. consultado el 12 de marzo del 2021 desde https://www.smo.org.mx/archivos/documentos/Guias%20Manejo%20Uveitis%20No%20Infecciosa%20en%20Adultos%20CMEIO%202019.pdf
  4. Guías mexicanas para el manejo de uveítis no infecciosa en adultos, Centro Mexicano de Enfermedades Inflamatoria ocular A.C. consultado el 12 de marzo del 2021 desde https://www.smo.org.mx/archivos/documentos/Guias%20Manejo%20Uveitis%20No%20Infecciosa%20en%20Adultos%20CMEIO%202019.pdf

La-conjuntivitis-y-el-Covid-19-conde-de-valenciana-sede-santa-fe-instituto-de-oftalmologia.jpg

17 de marzo de 2021 Temas de Interes0

 Nuestros ojos son una ventana para el virus que ocasiona el Covid-19 ya que a través de ellos puede ingresar a nuestro organismo. Por esta razón y ante la pandemia que vivimos actualmente, es importante conocer los cuidados que debemos tener para evitar darle acceso a nuestro cuerpo.

El Covid 19 tiene diversas formas de contagiarse, según la Secretaria de Salud puede transmitirse ‎de una persona a otra, normalmente a través del aire, al toser y estornudar, también por contacto cercano con ‎personas infectadas o enfermas, o al tocar un objeto o superficie con el virus y luego tocarse la boca, la nariz o los ojos antes de lavarse las manos. El método de contagio de esta enfermedad es muy parecido al de la conjuntivitis y las señales de ambos pueden confundirse, por eso es importante poner mucha atención a ellas.

En el Conde ABC, estamos preocupados por la salud actual de la sociedad mexicana y además de contar con todas las medidas de sanidad requeridas por la Organización Mundial de la Salud, te compartimos información que te ayudará a conocer más sobre la conjuntivitis, sus síntomas y la relación que guarda con la enfermedad del Covid-19.

¿Qué es la conjuntivitis y cuáles son sus síntomas?

Los profesionales de la salud describen a la conjuntivitis como una inflamación de la conjuntiva bulbar y tarsal, provocada por la acción de agentes infecciosos, alérgicos, tóxicos o mecánicos. Especifican que se manifiesta por escozor o picor ocular, sensación de cuerpo extraño, presencia de folículos y/o papilas, lagrimeo, fotofobia y secreción serosa. [1]

La diferencia entre una alergia ocular y una conjuntivitis es que la segunda es propiciada por algún virus o bacteria, mientras que la alergia ocular se produce por el pelo de las mascotas, el polvo, el polen, el humo.

El 20% de la población puede padecer algún tipo de conjuntivitis, según la zona geográfica donde se encuentre.[2]

Tipos de conjuntivitis

Existen diversos tipos de conjuntivitis, y se puede diferenciar por sus síntomas y por ende necesitan tratamientos distintos, por tanto, es importante siempre acudir con un oftalmólogo para que te brinde el tratamiento adecuado.

La conjuntivitis bacteriana: Como su nombre lo indica es producida por una infección bacteriana.

La causa directa es el contacto con las secreciones de una persona infectada, generalmente a través de un contacto de mano a ojo, propagación de la infección por bacterias que viven en la nariz de la persona infectada, una mala o nula limpieza correcta de lentes de contacto y por último, lentillas que no están apropiadamente ajustadas al ojo.

Este tipo de conjuntivitis es fuertemente contagiosa y muy visible, ya que produce pus pegajoso y amarillento en el ojo.

La conjuntivitis viral: Es causada por el virus que provoca moqueo nasal y el dolor de garganta en una gripa común, se propaga por el contacto de mano a ojo a través de las manos u objetos que están contaminados con el virus infeccioso.

La conjuntivitis vírica generalmente se resuelve por sí sola y no requiere ningún tratamiento específico, únicamente un antiviral recetado por un médico facultado.

Como lo mencionamos anteriormente, la conjuntivitis viral y bacteriana es provocada por una bacteria o un virus, sin embargo, no es necesariamente el Sars-Cov-2.  Si notas que tienes síntomas de conjuntivitis, no te alarmes, simplemente llama a uno de nuestros oftalmólogos para hacérselo saber y sigue sus instrucciones de cuidado.

Otro tipo de conjuntivitis es la alérgica, ésta aqueja al 10% de la población mundial y en México afecta la calidad de vida de un millón de personas al año.[3] También es conocida como alergia ocular y es una inflamación o una infección en la membrana transparente llamada conjuntiva, ésta recubre el párpado y la parte blanca del globo ocular.

La alergia en los ojos es provocada por el medio ambiente. Cuando un alérgeno entra en contacto con los ojos, y con ciertas células en el interior, liberan histamina y otras sustancias para combatirlo. La mayoría de los alérgenos se encuentra en el medio ambiente, pero también los podemos localizar en perfumes, cosméticos o fármacos.

La alergia en los ojos manifiesta varios síntomas tales como: comezón e hinchazón en los parpados, ojo rojo, ardor y lagrimeo, es importante mencionar que este tipo de conjuntivitis no es contagiosa.

 

La conjuntivitis como síntoma de Covid-19

Diferenciar una conjuntivitis del nuevo coronavirus, dependerá de los signos de nuestro cuerpo, ya mencionamos puntualmente los síntomas de los tipos de conjuntivitis, ahora hablaremos de los indicios del Covid 19.

La OMS advierte sobre tres tipos de etapas en este padecimiento; los habituales, los comunes y los graves. [4]

Los síntomas más habituales son los siguientes:

  • Fiebre
  • Tos seca
  • Cansancio

Otros síntomas menos comunes son los siguientes:

  • Molestias y dolores
  • Dolor de garganta
  • Diarrea
  • Conjuntivitis
  • Dolor de cabeza
  • Pérdida del sentido del olfato o del gusto
  • Erupciones cutáneas o pérdida del color en los dedos de las manos o de los pies

Los síntomas graves son los siguientes:

  • Dificultad para respirar o sensación de falta de aire
  • Dolor o presión en el pecho
  • Incapacidad para hablar o moverse

 

¿Cuál es el tratamiento para la conjuntivitis?

El tratamiento para la conjuntivitis es variante, ante cualquier síntoma acude con tu oftalmólogo para evitar complicaciones visuales. Es importante un diagnóstico clínico, ya que se requieren de estudios más profundos y la toma de presión intraocular para determinar el tipo de tratamiento que se utilizará. Recuerda, ¡evita la automedicación! Existen diversos tratamientos que ayudan a controlar la alergia ocular, sin embargo, la mejor manera de tratarla es disminuir la exposición a los alérgenos que causan el problema. A continuación, te daremos algunas medidas que podrán ayudarte antes y durante una conjuntivitis.

 

Medidas de prevención para la conjuntivitis.

  • La higiene, es fundamental para evitar la conjuntivitis bacteriana y viral.
  • Lavarse las manos frecuentemente con agua tibia y jabón, o bien usar un gel antibacterial para manos que contenga como mínimo un 60% de alcohol.
  • Utilizar la medida anterior, sobre todo si se está, o permaneció cerca de alguna persona infectada.
  • Evitar tocarse o restregarse los ojos continuamente, sin antes haber tomado las medidas de limpieza.

 

Medidas de limpieza ante la conjuntivitis. 

  • Limpiar toda secreción alrededor del ojo varias veces al día, con un pañuelo previamente limpio.
  • Lavarse las manos antes y después de hacerlo, tirar a la basura el pañuelo desechable, si usa un pañuelo textil se debe lavar con agua caliente y detergente.
  • Al aplicarse el tratamiento establecido por el oftalmólogo es muy importante lavarse las manos, antes y después de aplicarse.
  • No usar la misma botella o envase de las gotas para los ojos infectados que para los sanos, aun cuando sea de la misma persona.
  • Tener siempre limpias las fundas de almohadas, sábanas, paños y toallas, esto se debe lavar con agua caliente y detergente, es primordial evitar compartir todos estos artículos con alguna otra persona.
  • No intercambiar los lentes de contacto, envases de solución y/o los anteojos
  • En caso de las mujeres, tampoco se puede compartir el maquillaje para los ojos, la cara, y los cepillos cosméticos.
  • No entrar en piscinas dado que el cloro en el agua podría agravar el cuadro y producir ulceraciones.

 

¿Qué medidas tomar en la pandemia por coronavirus para evitar la conjuntivitis? 

Es muy importante mantener los ojos protegidos, el uso de una careta nos ayuda a reforzar la seguridad, en el caso de las personas que usan lentes de contacto, deben asegurarse de que estén limpios y desinfectados, tal cual su doctor lo recomienda y, de ser posible, utilice lentes de armazón durante la pandemia. Hay que tener en cuenta que el hecho de traer gafas o lentes no te protege al 100% del virus ya que puede llegar a los ojos desde lados abiertos y la parte superior e inferior de tus anteojos

Para estar sanos y evitar ser un caso más de contagio, la mejor opción es quedarse en casa, cuidar su salud y alimentación, seguir todas las medidas de sanidad y siempre consultar a una especialista de la salud.

Si eres de las personas que ya estuvo contagiado, debes saber que la enfermedad por coronavirus deja algunas secuelas en el cuerpo humano, algunas de ellas son la conjuntivitis y retinopatías, o bien afectaciones en el globo ocular, es muy importante acudir a una consulta oftalmológica después de padecer esta enfermedad. En Conde ABC, podrás detectar cualquier tipo de anomalía en tu visión.

[1]Guía práctica clínica. Diagnóstico y tratamiento de la conjuntivitis. Consultado el 16/02/2021 desde http://www.isssteags.gob.mx/guias_praticas_medicas/gpc/docs/IMSS-035-08-ER.pdf

[2]Secretaria de salud, Conjuntivitis o síndrome de los ojos rojos, consultado el 12/02/2021 desde https://www.gob.mx/salud/articulos/conjuntivitis-o-sindrome-de-ojos-rojos#:~:text=La%20conjuntivitis%20es%20la%20inflamaci%C3%B3n,o%20comez%C3%B3n%20de%20origen%20al%C3%A9rgico.

[3] Gaceta UNAM, Ojo rojo, un síntoma de enfermedades de la superficie ocular, consultado el 10/02/2021 desde https://www.gaceta.unam.mx/ojo-rojo-un-sintoma-de-enfermedades-de-la-superficie-ocular/

[4] Organización Mundial de la Salud, consultado el 19/01/2021 desde https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/advice-for-public/q-a-coronaviruses#:~:text=sintomas


Miopia-en-mexico-CONDE-Santa-Fe-Abc-Conde-de-Valenciana-Oftalmologia-by-manu-mx-CDMX-Optometria-Glaucoma-Retina-Cirugia-de-Catarata.jpg

18 de noviembre de 2020 Temas de Interes0

La OMS calcula que en el mundo hay 153 millones de personas con discapacidad visual debido a errores de refracción no corregidos,(1) dentro de los que se incluye la miopía, de la cual, en México, se ha encontrado una prevalencia del 22.6 al 30% en niños que se encuentran en un rango de edad de 6 a 15 años.(2)

La miopía afecta la visión lejana y suele producirse cuando el ojo no refracta debidamente la luz, es decir, ésta se inclina incorrectamente y enfoca las imágenes delante en lugar de sobre la retina.

La miopía puede manifestarse progresivamente o de forma rápida, y con frecuencia empeora durante la niñez y la adolescencia si no se atiende a tiempo. En el mundo, cerca del 80% de los niños sufren algún tipo de error refractivo como miopía (visión borrosa de los objetos lejanos), hipermetropía (dificultad para ver de cerca), astigmatismo (visión borrosa) o presbicia (fatiga visual).

Es importante mencionar que para el año 2025, se estima que prácticamente el 90 % de la población joven que tiene actividades de visión cercana, así como niños, tendrán una de esas condiciones; de ese porcentaje, cerca del 70% desarrollará miopía, debido básicamente al incremento en el uso de aparatos electrónicos y dispositivos móviles.(3)

La miopía puede tener varias causas como una longitud del globo ocular mayor de la normal, una córnea con una potencia refractiva excesiva o bien, puede deberse a un factor genética, aunque esto no quiere decir que todos los hijos de padres que usan lentes tendrán la misma condición, ya que también existen varios métodos que ayudan a evitarla o retrasarla.

Es importante también conocer y estar alerta a los primeros síntomas de la miopía; tales como dolor de cabeza, mareos, dificultad para concentrarse, sequedad o picor permanente y la necesidad de entrecerrar los ojos para leer o ver algo lejano. En el caso de los menores, es esencial que los padres de familia puedan notar bajo rendimiento escolar, que los pequeños se acerquen mucho a las imágenes o a la lectura, enrojecimiento ocular y fotofobia (intolerancia a la luz).

Para detectar algún error refractivo e incluso algún padecimiento en los ojos de manera temprana, es recomendable acudir periódicamente a una clínica especializada en la visión y realizarse un examen oftalmológico, de esta forma podrá revisar con el especialista las opciones de tratamiento, que van desde la cirugía refractiva hasta el uso de anteojos o lentes de contacto.

Actualmente, en el caso de la cirugía la más común se denomina lasik, un tipo de intervención que permite una rápida recuperación de la agudeza visual, las molestias post-operatorias son mínimas, sin embargo, puede existir un inconveniente, es decir, una mayor frecuencia de síntomas de sequedad ocular.

Para ser candidato a la cirugía lasik es necesario cumplir con los siguientes requisitos: ser mayor de 18 años, ausencia de queratocono, estabilidad de la graduación mayor a un año, topografía normal (estudia las curvaturas de la córnea en tercera dimensión), paquimetría (grosor corneal) normal y espesor suficiente según la graduación.

– – –

  1. Organización Mundial de la Salud. Información disponible en: https://www.who.int/features/qa/45/es/ 
  2. Ciencia La Sale. Información disponible en:https://www.researchgate.net/publication/307913041_Progresion_de_la_miopia_durante_seis_meses_en_una_poblacion_de_ninos_entre_6_y_10_anos_pacientes_de_la_Clinica_de_Optometria_de_la_Universidad_de_La_Salle/fulltext/57d193b808ae601b39a203eb/Progresion-de-la-miopia-durante-seis-meses-en-una-poblacion-de-ninos-entre-6-y-10-anos-pacientes-de-la-Clinica-de-Optometria-de-la-Universidad-de-La-Salle.pdf
  3. Universidad Nacional Autónoma de México. Información disponible en: https://www.fundacionunam.org.mx/unam-al-dia/uso-de-dispositivos-moviles-aumentaran-la-miopia-en-jovenes/

Glucosa-CONDE-Santa-Fe-Abc-Conde-de-Valenciana-Oftalmologia-by-manu-mx-CDMX-Optometria-Glaucoma-Retina-Cirugia-de-Catarata.jpg

22 de octubre de 2020 Temas de Interes0

En el año 2000, se calculaba que había 151 millones de adultos con diabetes a nivel mundial. Para el 2009, esta cifra había crecido en un 88%, hasta los 285 millones. Hoy en día, calculamos que el 9,3% de los adultos de entre 20 y 79 años tienen diabetes, lo que equivale a 463 millones de personas,[i] y deja ver un panorama poco favorable respecto al padecimiento y las problemáticas que pudieran derivarse de éste por una falta de control, ya que al ser una afección degenerativa puede dañar varios órganos del cuerpo humano mediante los vasos sanguíneos, inclusive es así como llega a los ojos provocando la retinopatía diabética.

La retinopatía diabética o retinosis es una complicación visual crónica y especifica de la diabetes, tiene una prevalencia del 43.6% a nivel internacional, y en México se estima una prevalencia del 31.5%,[ii]  se presenta cuando, derivado de los altos niveles de glucosa en sangre, se producen alteraciones en los pequeños vasos sanguíneos que dañan la retina a largo plazo, lo que sin tratamiento puede llegar a provocar ceguera.2  Existen dos tipos principales de retinopatía;  no proliferativa y proliferativa, abordaremos la segunda, una vez que  es la etapa temprana de la enfermedad ocular diabética y muchas personas con diabetes la tienen.

En la retinopatía proliferativa hay tanto daño en los vasos sanguíneos que estos se cierran en respuesta y comienzan a crecer nuevos vasos en la retina que son débiles y pueden tener fugas de sangre, lo que bloquea la visión y se denomina hemorragia vítrea provocando un desprendimiento de retina.

Generalmente la retinopatía diabética no presenta síntomas en sus etapas tempranas, y se empiezan a manifestar en la medida que se agrava, dentro de los que se encuentran:[iii]

  • Un mayor número de moscas volantes
  • Visión borrosa
  • Visión que cambia de borrosa a clara
  • Ver áreas en blanco u oscuras en el campo de visión
  • Visión nocturna deficiente
  • Notar que los colores se ven atenuados o apagados
  • Perder la visión

Otra de las causas de pérdida de la vista proveniente de la retinosis es el edema macular diabético, que como su nombre lo indica la afectación sucede directamente en la mácula, otros de los síntomas son las deformidades y microaneurismas que a su vez dejan escapar fluido y se acumula en la retina causando una visión borrosa, y aunque este efecto no logra terminar totalmente con la visión la daña considerablemente de manera irreversible.

Al ser una enfermedad de alto impacto en la visión, la forma más recomendable para disminuir los casos de retinopatía diabética, por un lado, es el control de la glucosa ya que se puede prevenir la explosión de los vasos sanguíneos y evitar llegar a las fases ya mencionadas, y por otro, la detección oportuna a partir de un chequeo regular con el oftalmólogo, en el caso de las pacientes con diabetes, al menos dos veces al año.

Seguir una dieta balanceada y saludable aunado a la actividad física contribuyen a mantener correctamente los niveles de glucosa y la presión arterial. En este sentido, el diagnóstico precoz y el tratamiento adecuado son claves para evitar la pérdida visual en altos niveles o permanente.

 

[i] International Diabetes Federation. Información disponible en https://diabetesatlas.org/es/sections/worldwide-toll-of-diabetes.html

[ii] Federación Mexicana de Diabetes. Información disponible en http://fmdiabetes.org/la-retinopatia-diabetica-se-convertira-la-principal-causa-baja-vision-mexico/#:~:text=La%20Retinopat%C3%ADa%20Diab%C3%A9tica%20es%20una,estima%20una%20prevalencia%20del%2031.5%25.

[iii] American Academy of Ophthalmology. Información disponible en https://www.aao.org/salud-ocular/enfermedades/retinopatia-diabetica


Dia-mundial-de-la-vision-CONDE-Santa-Fe-Abc-Conde-de-Valenciana-Oftalmologia-by-manu-mx-CDMX-Optometria-Glaucoma-Retina-Cirugia-de-Catarata.png

28 de septiembre de 2020 Temas de Interes0

Cada segundo jueves de octubre se conmemora este día y se ha convertido en un momento oportuno de concientización para exponer la magnitud del problema actual y de los años siguientes respecto a la salud visual.

En México, se estima que hay 2 millones 237 mil personas con deficiencia visual, y 415 mil 800 con ceguera según la Sociedad Mexicana de Oftalmología”.1 Es por ello que, en el marco del Día Mundial de la Visión, resulta conveniente impulsar nuestro objetivo por disminuir estos números en México y en el mundo, a partir de la concientización social y la ayuda de las instituciones y la población en general.

El escenario global calcula que 180 millones de personas sufren una discapacidad visual. De ellas, entre 40 y 45 millones son ciegas. Aun cuando hasta el 80% de los casos de ceguera son evitables, debido a que son resultado de afecciones prevenibles (20%) o porque pueden tratarse (60%) hasta el punto de recuperar la visión. 2

Para lograr esta disminución, en nuestro país la comunidad médica se ha ocupado de informar a la población y de invitarla a visitar al oftalmólogo, al menos una vez al año, mediante campañas informativas con la intención de lograr una identificación oportuna de los síntomas que manifiestan las enfermedades visuales y evitar así, una ceguera parcial o total.

Algunas de las señales más comunes que se presentan cuando existe un posible problema en los ojos son: visión borrosa con los objetos lejanos, debilidad visual, es decir cuando tu distancia focal es limitada, mareo al forzar la vista, entre otros. Cabe mencionar que la mayoría de estos signos afecta la vista en la que intervienen ambos ojos.

Las enfermedades visuales como cualquier otro padecimiento tienen una causa y un deterioro. Según datos de la Organización Mundial de la Salud, las principales afecciones que ocasionan la ceguera en orden de frecuencia son la catarata (39%), los errores de refracción no corregidos (18%), el glaucoma (10%), la degeneración macular relacionada con la edad (7%) y la retinopatía diabética (4%).3

Atender este tipo de padecimientos también resulta de suma importancia debido al costo social, familiar y económico que significan para el paciente y su círculo cercano, ya que la pérdida de la independencia y productividad se ven impactados. De ahí que sea esencial generar conocimiento sobre éstas y su prevención.

En 2014 México fue sede del Día Mundial de la Visión, esto hizo posible que varias asociaciones y/o instituciones privadas sin fines de lucro se unieran con el objetivo en común de que cada vez más personas puedan ver con claridad, porque si bien es verdad persisten numerosas barreras sociales y culturales para cumplir dicho propósito, actualmente también hay diversas oportunidades para enfrentarlo, ya que debemos tener en mente que gozar de una salud visual es un derecho de todos.

 

[1] Jessica Xantomila, la jornada (2019) En México hay 2 millones 237 mil personas con deficiencia visual https://www.jornada.com.mx/ultimas/sociedad/2019/10/10/en-mexico-hay-2-millones-237-mil-personas-con-deficiencia-visual-1593.html
[2] Día Mundial de la Visión. Sitio wweb: https://www.who.int/mediacentre/news/releases/pr79/es/
[3] Norma Rojas H., Marvin Barahona,Doris Alvarado, Jackeline Alger.. (2014). Catarata, una causa prevenible de ceguera, y las líneas prioritarias de investigación en oftalmología en Ho. 8 de enero de 2020, de REV MED HONDUR Sitio web: http://www.bvs.hn/RMH/pdf/2014/pdf/Vol82-4-2014-7.pdf​


ESTAMOS UBICADOS EN

Prolongación Vasco de Quiroga 4001.
Torre A. 4to. Piso. Colonia Santa Fe,
Cuajimalpa de Morelos, C.P. 05370.
Ciudad de México.

CITAS:
(55) 9152 2020

HORARIOS DE SERVICIO

Lunes a Sábado 7AM - 15PM

2021. Conde de Valenciana Santa Fe ABC. Ciudad de México.

Ir al contenido