Genetica-Conde-de-Valenciana-ABC-Santa-Fe-banne-3-1200x800.jpg

15 julio, 2019 0

El glaucoma es una enfermedad del ojo que le roba la visión de manera gradual. Por lo general no presenta síntomas y puede resultar en la pérdida de la visión de manera repentina. Sin el tratamiento apropiado, el glaucoma puede llevar a la ceguera. La buena noticia es que con exámenes oftalmológicos periódicos, la detección temprana y el tratamiento puede preservarse la vista.

Tipos de glaucoma

Las dos categorías principales de glaucoma son glaucoma de ángulo abierto (OAG por open-angle glaucoma) y glaucoma de ángulo cerrado. El “ángulo” en ambos casos hace referencia al ángulo de drenaje interno del ojo que controla la salida del fluido continuamente producido dentro del ojo. Si el fluido logra acceder al ángulo de drenaje, estamos frente a un glaucoma de tipo ángulo abierto. Si el ángulo de drenaje se encuentra bloqueado y el fluido no lo alcanza, se trata de un glaucoma de ángulo cerrado. Las variaciones del OAG incluyen: glaucoma de ángulo abierto primario (POAG), glaucoma de tensión normal (NTG), glaucoma pigmentario, glaucoma de pseudoexfoliación, glaucoma secundario y glaucoma congénito. En cuanto a las variaciones del glaucoma de ángulo cerrado estas incluyen glaucoma de ángulo cerrado agudo, glaucoma de ángulo cerrado crónico y glaucoma neovascular.

Glaucoma de ángulo abierto primario (POAG)

Este frecuente tipo de glaucoma reduce de forma gradual la visión periférica sin síntomas acompañantes. Para cuando se aprecian los síntomas, ya habrá ocurrido daño permanente. Si su PIO se mantiene en valores altos, la destrucción causada por la POAG puede progresar hasta desarrollar la llamada “visión de túnel”, lo que significa que solamente podrá ver objetos que se encuentren directamente delante de usted. Es posible la pérdida total de visión, causando una ceguera.

Glaucoma de ángulo cerrado

También conocido como glaucoma de ángulo estrecho, produce síntomas repentinos como dolor en el ojo, cefaleas, halos rodeando las luces, dilatación de las pupilas, pérdida de visión, ojos rojos, náuseas y vómitos. Dichos síntomas constituyen una emergencia médica. El ataque de glaucoma de ángulo cerrado puede durar algunas horas, y luego volver a suceder; o puede ser continuo y no dar descanso. Cada ataque puede provocar de forma progresiva mayor pérdida de visión.

Glaucoma de tensión normal

Como el POAG, el glaucoma de tensión normal (también llamado de baja presión) es un tipo de glaucoma de ángulo abierto que puede provocar pérdida de visión de campo por daño en el nervio óptico. Sin embargo, en este tipo de glaucoma, la presión intraocular se mantiene en los rangos normales. El dolor es un síntoma muy poco frecuente en este caso, donde el daño permanente al nervio óptico puede no ser notado hasta la aparición de síntomas como la visión de túnel. Las causas del glaucoma de tensión normal se desconocen. Varios médicos coinciden que se relaciona a una mala irrigación sanguínea del nervio óptico. Este tipo de glaucoma tiene mayor frecuencia en japoneses, mujeres y/o personas con enfermedades vasculares.

Glaucoma pigmentario

Esta forma poco usual de glaucoma es provocada por la obstrucción del ángulo de drenaje del ojo, a causa de la liberación de los gránulos de pigmento del epitelio pigmentario del iris, reduciendo la cantidad de fluido que consigue salir del ojo. Al tiempo, se da una respuesta inflamatoria contra el bloqueo del ángulo, lo que perjudica el sistema de drenaje. Es poco probable que sienta síntomas ante este tipo de glaucoma, sin embargo, no sería extraña la presencia de dolor y visión borrosa posterior al ejercicio. El glaucoma pigmentario ocurre con mayor frecuencia en hombres caucásicos entre los 30 y 40 años de edad.

Glaucoma secundario

Los síntomas de glaucoma crónico posteriores a alguna lesión en el ojo podrían indicar el desarrollo de un glaucoma secundario. También se puede desarrollar ante una infección en el ojo, inflamación, tumor, o un aumento del tamaño del cristalino del ojo por una catarata.

Glaucoma congénito

Esta forma hereditaria de glaucoma se presenta desde el nacimiento; en el 80% de los casos, diagnosticada en el primer año de edad. Estos niños nacen con ángulos cerrados u otro defecto en el sistema de drenaje del ojo. La mayor dificultad para el diagnóstico de glaucoma congénito, es que los niños son demasiado pequeños para lograr comprender qué es lo que les está ocurriendo. Si usted nota los ojos de su hijo blancuzcos, brumosos, agrandados o saltones consulte a su profesional de la salud. Este tipo de glaucoma es más frecuente en niños que en niñas.

TRATAMIENTO-PARA-RETINOPATÍA-DIABÉTICA.-INSTITUTO-DE-OFTALMOLOGÍA-CONDE-ABC.jpg

24 mayo, 2019 0

Cuando no se pueden enfocar bien los objetos lejanos, pero sí los cercanos, se puede padece miopía, un problema refractivo de la vista, que se puede corregir a través de tratamientos ópticos o quirúrgicos que realizamos en el Conde de Valenciana ABC – Santa Fe.

Retinopatia-Sana-Conde-de-Valenciana-ABC-Santa-Fe-banner-2.jpg

15 mayo, 2019 0

La retina es la capa más interna del globo ocular. Su misión es transformar la luz que recibe, en un impulso nervioso que viaja hasta el cerebro a través del nervio óptico, y se convierte en las imágenes que percibimos. La luz llega a través de la córnea, cruzando la pupila y el cristalino hasta que llega a la retina. Es necesario que todas las estructuras estén sanas para una buena visión.

La retina está formada por entramado de células nerviosas que viajan hasta el cerebro por el nervio óptico. Esto hace que tengan una distribución anatómica especial en el fondo de ojo:

  • Papila óptica: es la cabeza del nervio óptico, donde se agrupan todos las prolongaciones de las neuronas para llevar el impuso hacia el cerebro.
  • Arteria y vena de la retina: Son las encargadas de nutrir las capas más internas de la retina.
  • Mácula: Es la zona de la retina encargada de la visión central, de la visión fina de los detalles de las cosas (leer, enhebrar una aguja).
  • Fóvea: Es el centro de la visión, donde se enfocan los rayos de luz que llegan a la retina.
  • Retina periférica: Es la que nos permite la visión periférica. Si alguien está fuera de donde miramos, la retina periférica nos permite reconocerlo por su forma.
  • Vítreo: Es el gel que ocupa la cavidad del globo ocular. Es transparente y está pegado a la retina. Con la edad va sufriendo proceso de envejecimiento y es el responsable de las “moscas volantes” que ven algunos pacientes.

La retina por lo regular luce roja o naranja debido a que hay muchos vasos sanguíneos justo detrás de ella. Un oftalmoscopio le permite a un proveedor de atención médica ver a través de la pupila y el cristalino hasta la retina. En ocasiones, fotografías o exámenes especiales de la retina pueden mostrar detalles que el proveedor no puede ver tan solo mirando la retina a través de un oftalmoscopio. Si otros problemas oculares bloquean la vista que el proveedor tiene de la retina, se puede utilizar una ecografía.

Cualquier persona que experimente los siguientes problemas de la visión debe hacerse examinar la retina:

  • Cambios en la nitidez de la visión
  • Pérdida de la percepción del color
  • Destellos de luces o moscas volantes
  • Visión distorsionada (líneas rectas que lucen onduladas)
Retina Sana
Retina con Retinopatia Diabética

ESTAMOS UBICADOS EN

Prolongación Vasco de Quiroga 4001.
Torre A. 4to. Piso. Colonia Santa Fe,
Cuajimalpa de Morelos, C.P. 05370.
Ciudad de México.

CITAS AL 9152 2020

HORARIOS DE SERVICIO

Horarios de Consulta y Estudios Auxiliares de Diagnóstico

De Lunes a Viernes
8:00 a 20:00 Hrs. Consulta.
7:00 a 20:00 Hrs. Est. Aux. Diag.
9:30 a 13:00 Hrs. solo jueves y sábado. Estudios de Ultrasonido.
Sábados: 8:00 a 16:00 Hrs.

Horarios de Quirófano

Lunes a Viernes: 7:00 a 18:00Hrs.
Sábados: 7:00 a 15:00Hrs.

RECIENTES TEMAS

2019. Conde de Valenciana Santa Fe ABC. Ciudad de México.

Ir al contenido